Moxibustión

La moxibustión es una técnica de la Medicina Tradicional China que implica la quema de artemisa, una hierba esponjosa de propiedades antiinflamatorias, analgésicas, calmantes y desinfectantes (entre otras) que favorece el proceso curativo. La moxibustión ha sido usada por todo el continente asiático durante miles de años; de hecho, el carácter chino actual para escribir la palabra acupuntura, traducida literalmente, significa «acupuntura-moxibustión». puro de moxa

Hay dos tipos de moxibustión: directa e indirecta. En la moxibustión directa, una cantidad pequeña de moxa, en forma de cono, es colocada sobre una base ignífuga encima de un punto de acupuntura. El paciente experimentará una sensación de calor agradable que penetra profundamente en la piel, pero no dolor.

La moxibustión indirecta es la forma que más se utiliza actualmente y la única en Occidente. En ella se enciende el extremo de un puro de moxa que se sostiene cerca del área tratada durante varios minutos hasta que el área se ponga ligeramente roja. Otra forma de moxibustión indirecta es junto con la aguja. La aguja se inserta en el acupunto y la moxa se inserta y retiene en su mango, generando así calor en el punto y sus alrededores. Después de que el efecto deseado es conseguido, la moxa se apaga y la aguja se retira.

moxibustión

En la Medicina Tradicional China, la moxibustión se aplica al paciente que tiene una condición de frío o estancamiento. Se cree que la quema de moxa desaloja el frío y calienta los meridianos, consiguiendo llevar el flujo de Qi y de sangre de manera uniforme. En la medicina occidental, la moxibustión ha sido utilizada con éxito para dar la vuelta a los bebés que llegan al momento del parto en posición invertida. Un estudio de referencia publicado en el Diario de la Asociación Médica Americana en 1998 demostró que en un 75% de estos casos, los fetos giraron a la posición normal para el parto después de recibir moxibustión en un punto específico. Otros estudios han mostrado que la moxibustión aumenta el movimiento del feto en mujeres embarazadas y puede reducir los síntomas de calambres menstruales cuando utilizada conjuntamente con la acupuntura tradicional.

artemisa moxibustión

La artemisa tiene una larga historia de uso en la medicina popular. Las investigaciones han demostrado que sirve como emenagogo, es decir, un principio activo que aumenta la circulación de la sangre en el área pélvica y en el útero. Esto explica su uso en la técnica preparto mencionado anteriormente y en los calambres menstruales.

Aunque la moxibustión se ha venido aplicando sin ningún peligro en la Medicina Tradicional China durante siglos, no es para todos los pacientes. Como se aplica expresamente en cuadros de frío o estancamiento, no debería emplearse en sujetos diagnosticados con síndromes de calor. La moxa quemada también produce mucho humo y olor. Si padeces algún problema respiratorio, puedes solicitar el uso de moxa sin humo como alternativa.