Masaje

toa-heftiba-masaje-acupuntura

*Estas técnicas no se ofrecen solas, sino que se integran en la sesión / tratamiento cuando necesario.

 

Quiromasaje*

Masaje es un término general para presionar, frotar y manipular la piel, músculos, tendones y ligamentos. El masaje puede variar desde caricias ligeras hasta presiones profundas. Existen muchos tipos diferentes de masajes y en Acupuntura Luo te ofrezco:

Masaje relajante: una forma suave de masaje que utiliza movimientos largos, amasamiento, movimientos circulares profundos, vibraciones y golpes para ayudar al cuerpo a relajarse y energizarlo.
Masaje profundo: esta técnica de masaje utiliza movimientos más lentos y contundentes para apuntar a las capas más profundas del músculo y el tejido conectivo, comúnmente indicada para ayudar con las molestias musculares causadas por lesiones.
Masaje deportivo: similar al anterior, pero dirigido a personas involucradas en actividades deportivas para ayudar a prevenir o tratar lesiones.

 

El masaje generalmente se considera parte de la medicina integrativa. Se ofrece cada vez más junto con el tratamiento estándar para una amplia gama de afecciones.

Los estudios sobre los beneficios del masaje demuestran que es un tratamiento efectivo para reducir el estrés, el dolor y la tensión muscular. Más allá de los beneficios para afecciones o enfermedades específicas, algunas personas disfrutan del masaje porque a menudo produce sentimientos de cuidado, comodidad y conexión.

 

Cómo se desarrolla un masaje:
Deberás desvestirte para que pueda aplicar el aceite esencial elegido (según el cuadro que presentes y el objetivo del masaje). Te acostarás en la camilla y estarás cubierto, dejando libre en cada momento el área que se está manipulando. Para la correcta absorción de los principios activos de los aceites esenciales y los cívicos obvios, es indispensable que vengas aseado.

Por favor avisa si es alérgico a los aceites o a alguno de sus componentes.

IMPORTANTE: Algunas formas de masaje pueden hacerte sentir un poco adolorido al día siguiente.

 

Contraindicaciones:
La mayoría de las personas pueden beneficiarse de un masaje. Sin embargo, el masaje puede no estar recomendado para ti si tienes:

Trastornos hemorrágicos o tomas medicamentos anticoagulantes.
Quemaduras o heridas en proceso de cura.
Trombosis venosa profunda.
Fracturas.
Osteoporosis severa.
Trombocitopenia severa.

Discute los pros y los contras del masaje con tu médico, especialmente si estás embarazada, tienes cáncer o un dolor inexplicable. A pesar de sus beneficios, el masaje no pretende reemplazar la atención médica regular.