GuaSha

acupuntura_guasha

Qué es el Gua Sha

 

Gua Sha, o raspado, es una técnica empleada por los orientales desde tiempos inmemorables.

El Gua Sha es una técnica que se sirve de las micro lesiones causadas al raspar la piel, obligando el cuerpo a renovar la capa más superficial y a nutrir los tejidos para su curación.

Las palabras Gua Sha (en chino: 刮痧) significan raspado y el color rojo brillante que deja en la piel tras el procedimiento. En la explicación antigua (la única a la que podían aspirar por aquel entonces), la técnica, que consiste en raspar la superficie de la piel, conseguía eliminar del cuerpo los patógenos, lo que no es bueno para la salud. Dado a que se trata de una técnica muy antigua, en un principio se usaron astillas de piedra o cuernos de animales para raspar la piel, hasta que la piedra de jade pulida se convirtió en el principal recurso para su realización.

Además del poder curativo del raspado, la creencia popular establecía que el jade era una piedra que aportaba salud, prosperidad, fortalecía las amistades, elevaba la espiritualidad y los pensamientos de quienes lo usaban… Bonito, ¿no? 🙂

Pero, actualmente ¿qué sabemos objetivamente de los beneficios del Gua Sha?

  • Elimina la piel muerta de la superficie promoviendo su renovación.
  • Provoca vasodilatación mejorando la circulación sanguínea y la nutrición de los tejidos.
  • Mejora la circulación linfática, disminuyendo la acumulación de líquido (drena).
  • Mueve el Qi (productos fisiológicos del cuerpo) y la sangre mejorando el funcionamiento de los órganos.
  • Liberar la tensión en los músculos, la piel y la fascia.
  • Por consecuencia, alivia el dolor local (aunque los primeros día, debido a la movilización vigorosa, puede dejar la zona dolorida).

El procedimiento se lleva a cabo con aceite para un mejor deslizamiento. Se puede elegir un aceite esencial de acuerdo a las necesidades de la persona, asociando las técnicas de aromaterapia con el Gua Sha. El raspado se repite varias veces y la intensidad dependerá de la sensibilidad del cliente. Cuantas más marcas deje en en la piel, mayor será el tiempo de recuperación. Es normal que algunos capilares sanguíneos se rompan durante el procedimiento, causando enrojecimiento e incluso hematomas. Las marcas pueden permanecer entre siete y diez días y la persona deberá evitar exponer la zona a la luz directa del sol.

El Gua Sha también se emplea a menudo en el rostro, para realizar un drenaje linfático y nutrir los tejidos, consiguiendo una mejor nutrición y belleza de la piel. Los movimientos deben realizarse siempre desde el centro de la cara hacia los lados, nunca al revés, para evitar las arrugas.

Pide tu cita aquí y prueba los resultados.

Más información

Artículo en portugués en Facilitando Acupuntura